https://mono_obeso.typepad.com > La Cadera de Eva

« Volver a La Cadera de Eva

La prematuridad del parto humano

La prematuridad del parto humano

Los chimpancés al nacer, tras un embarazo de treinta y dos semanas, tienen un cerebro que es el treinta y tres por ciento del tamaño adulto. Los fósiles de los australipitecinos muestran que la situación en Lucy hace tres millones de años debería ser similar a la del chimpancé de hoy.
Si los seres humanos siguieran la regla zoológica general, respecto a la duración de la preñez y el tamaño corporal, la duración del embarazo humano debería ser de dieciséis meses, unas sesenta y cuatro semanas. Además nuestros niños, de seguir la regla del resto de los primates, nacerían con un cerebro que sería el treinta y tres por ciento del tamaño adulto. Pero dado el tamaño adulto de nuestro cerebro, las dimensiones del cráneo de un feto a término sería tan grande, casi quinientos centímetros cúbicos, que haría el parto imposible. La solución que encontró la evolución fue la de lanzar al mundo una criatura prematura, un ser a medio hacer, con un cerebro que es apenas el veintiocho por ciento de su tamaño adulto y que requiere un largo periodo de cuidados postnatales para completar su desarrollo fuera del útero. La imagen está basada en National Geographic, otoño, 2000).

Enlace permanente